SE VA Y SE VIENE…

Con lo poquito que tiene!!!!!

El pájaro!

La Sandía!

La Escalera!

El Valiente!

El Avión!

Opsss! El avión, creo no viene en la lotería pero lo incluyo por que hoy les quiero hablar; de la lotería del avión.

Estando las cosas tan claras creo las hacemos muy difíciles.

Va:

El avión es un símbolo como muchos a nuestro alrededor. La Banda Presidencial, es un símbolo; la bandera nacional, es un símbolo; la toga que usan los jueces, es un símbolo; la hostia que degluten los creyentes, es un símbolo; nuestra vida, para darle significado, la tenemos rodeada de símbolos.

En ese tenor, el avión es un símbolo de la inmensa corrupción que nos asoló durante los gobiernos neoliberales del PAN y del PRI. Eso es lo que se rifa. Se rifa el símbolo y no veo en ello tanta complicación.

Quienes se lo saquen no se van a sacar un avión, habrá 100 premios de 20 millones de pesos cada uno por la compra de un cachito de 500 pesos.

Si le quieren llamar “Rifa entre amigos”.

Se apela a la buena voluntad del pueblo de México a sabiendas de dos cosas: La primera, el dinero recaudado será utilizado para compra de medicamentos y equipo médico para los hospitales del Sector Salud. Segunda, quiénes compremos boleto lo haremos en la confianza de que tenemos un gobierno honesto que hará buen uso de ese dinero y se destinará para los fines que se dicen y no para que se lo embolsen políticos y funcionarios corruptos.  

Así pues en la tal lotería del avión, van implícitos la buena fe, la confianza y el símbolo inherente de como ambas (buena fe y confianza) pueden derrotar la corrupción y la estulticia simbolizada en el avión.

Compraremos boleto de nuestro propio bolsillo, quienes así lo deseemos. NO comprará quién no desee comprar.

NO veo complicación alguna en ello. Cada quién actuará a su libre albedrío.

Por último y para cerrar el tema ante tanto “crítico” de los tontonones que nos proponemos comprar boleto, les recuerdo que ya tuvimos en el pasado otro tipo de rifa, se llamó FOBAPROA y ahí nadie nos pidió comprar cachito, ni serie,  lo compramos a fuerzitas, todavía los estamos pagando y los niños que están por nacer también están apuntados en la rifa y también lo irán pagando. Fue instrumentado para variar por el PRI y el PAN, el costo de la rifa fue de $552,000,000,000 pesos, lo que equivale a 204 aviones presidenciales como el que se “rifa” hoy.

Y ahí no hubo, ni habrá, premio.

Ahí lo único que hubo fue impunidad para políticos y banqueros depredadores del pueblo de México.

El PRI de Zedillo y el PAN de Calderón.

No hay que olvidar.

Paco Casillas.


Fotografía: Milenio

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s