CLASIFICACIÓN C

Solo para adultos. Así se clasifican las películas para saber a qué público van dirigidas  y así mucha gente clasifica a las personas con la única intención de descalificarlas.

Me envían texto de whatsapp con la historia de que Miguel Nazar Haro fue un héroe nacional. Para quiénes no lo sepan, Miguel Nazar Haro fue un policía, director de la extinta Dirección Federal de Seguridad de los años 70’s, agente de la CIA en Mëxico (múltiples publicaciones, entre ellas de Sergio Aguayo al respecto)  y protagonista de primer orden en la guerra sucia de aquellos tiempos en nuestro país.

Famoso por sus desapariciones, famoso por sus torturas, famoso por que subía jóvenes de Guerrero en aviones militares y los tiraban al mar. Fue el responsable de la desaparición del hijo de la luchadora social Rosario Ibarra de Piedra, hijo que nunca apareció.

Si hay algo de justicia en la vida, se puede decir que murió en la ignominia.

Y quien envía el elogioso texto (panista, pa’variar)  lo justifica diciendo que “detuvo con  violencia a los asesinos de la liga 23 de septiembre”.

Y es a dónde quiero ir. “Los asesinos de la liga 23 de septiembre” implica ya en sí mismo una clasificación y al ser ya clasificados todos ellos como “asesinos” les hemos despojado por completo de su humanidad, nos hemos quitado en  nuestras mentes la posibilidad de que no todos ellos eran “asesinos” (¿pues a cuántas personas mataron?), les hemos quitado la posibilidad de que si bien fueron jóvenes que escogieron un camino equivocado para luchar contra la violencia y represión del régimen priísta  de aquel tiempo, eran jóvenes con ideales que luchaban por lo que para ellos era una causa justa. Los clasificamos de  “asesinos” y al clasificarlos olvidamos que tenían sueños, que tenían papá, mamá, hermanos, abuelos y así, al despojarlos de toda humanidad y pasarlos al rubro de “asesinos” justificamos ya que haya habido torturas, que haya habido desapariciones, que haya habido cientos de muertes y que haya habido en esa época una guerra oscura, sucia, documentada históricamente por historiadores de nuestro país y que haya quién aún sabiendo todo eso, considere que fue un héroe.

Clasificar a las personas nos ayuda a olvidarnos de la justicia y deja a nuestra conciencia en paz sin cuestionarnos si por lo que luchamos es realmente por la paz y la justicia o por que impere al precio que sea, el modo de vida que nosotros consideramos es el correcto aunque para ello haya que desaparecer de nuestro entorno a todos los “indeseables que piensan diferente a nosotros.

Esa manera de pensar ( que es de muchos de quienes militan en el PAN y en el PRI)  a mí en lo personal, me da miedo.

Es el camino de los regímenes fascistas.

Y es sabido que entre los fascista y yo, hay algo personal.

Bonito día.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s