UNA HISTORIA HORRIPILANTE.

Eran 2 suburbans de color negro con vidrios oscuros estacionadas afuera. Llegaron tarde noche a mi consultorio. 5 tipos de procedencia oscura, pelo a rape corte tipo militar.  

Entraron a mi consultorio revisando rincón tras rincón. Preguntaron sobre Coronavirus. Comenté que no tenía casos registrados y en cambio sí tenía diariamente casos de Influenza Estacional.

Me dijeron como le dijo a sus bebé Papá Elefante:  “A ver, hijito, si tomas tu sopa. Y cuando comas no suenes la boca.” Así me dijeron;

“Sí tienes casos de Coronavirus, tienes que ocultarlos. Decir que es otra cosa pero por ningún motivo decir que es Coronavirus.”

Estamos visitando todos los médicos de todo el país y los tenemos amenazados de que por ningún motivo vayan a declarar que vieron algún paciente con tal sintomatología.”

Yo, como todo médico temeroso de las amenazas de la dictadura que padecemos contesté;  ¡Pero papaíto, es que no me gusta sopas de lenteja ni frijol!  quiero un pedacito que sea muy grandote de aquel pastelote de limón.”

Y así, según las mentes conservadoras de este país, temerosos de todo aquello que respire y que se mueva, acostumbrados a vivir siempre protegidos por una instancia superior  que los mantenga alejados siempre de cualquier problema que en su vida suceda, así todos los médicos estamos escondiendo la verdadera dimensión del enorme problema que tenemos en nuestro país.    

Ya lo dijo Samuel García. Ya lo han dicho otros políticos de ocasión que están deseando ocurra un desastre para ver si así, la gente voltea a verlos y considerarlos como opción.

Mientras tanto, mientras ellos acuden al voluntarismo  que les han enseñado en sus cursos de superación personal y de “emprendedores” a los que son tan afectos, mientras tanto, decía,  los epidemiólogos y médicos del sistema nacional de salud trabajan tratando de seguir los lineamientos que dictan las estadísticas, siguiendo los protocolos que dicta la ciencia, que dicta la OMS tratando de no generar un falso pánico que solo sirve para dañar al país y para regocijo de una oposición que diariamente muestra su verdadero rostro.

Un rostro que busca acarrear agua para su molino y que le importa un cacahuate  el análisis estadístico y la congruencia.

Es posible que la enfermedad avance. Es posible en un corto plazo el gobierno tenga que tomar otras medidas como se ha hecho en otros países. Para eso existen las estadísticas, para eso existen los diagramas de flujo y para eso está la epidemiología. Para señalar paso por paso lo que está sucediendo y las medidas a tomar en relación a ello no en relación a los que los políticos de oposición desean que suceda para así, ser tomados de nuevo en cuenta por una ciudadanía que , ante sus malos manejos y malos gobiernos les dio la espalda a nivel nacional.

Les dejo a Papá Elefante del genio musical que fue Cri-Cri.

Paco Casillas.

PD.- Fue horrible cuando llegaron los tipos a amenazarme.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s