Oteando el horizonte… Encontramos buenas señales

Existimos rebeldes desde hace muchos, muchos años atrás. Y somos legión. Y mucho de ellos veíamos en aquellos lejanos tiempos en que nuestro padre nos llevó a conocer por primera vez el hielo, aquel noticiero del extinto canal 40 de televisión con Ciro, Elisa Alanis y en el cual hacía sus pininos Brozo y el Güiri Güiri. Y para nosotros, de provincia, eran las únicas voces disidentes y más o menos confiables en los medios de aquel tiempo en los cuales, todos eran “soldados del presidente”. Y aparece TV Azteca y aparece Salinas Pliego. Y se apodera al modo más gansteril posible, con gente armada y toda la parafernalia del modo gangster, del cerro del Chiquihuite en el cual estaba el Canal 40. Corre a Ciro y a todos ellos y nosotros, al menos yo, lo vivimos paso a paso como si fuese a nosotros a quiénes estaban desalojando de tal canal.  

Luego Ciro, Denisse, Brozo se fueron a Televisa y se convirtieron en el remedo de lo que hoy son, pero bueno, esa es otra historia.

El caso es que los rebeldes de aquel tiempo, quedamos marcados por tal hecho que repito, vivimos como si nos los hubiesen hecho a nosotros mismos. Es claro que si nos lo hicieron a nosotros mismos. Y nos quedamos con ello y seguimos luchando por el cambio. Y llega el cambio. Y aparece Salinas Pliego al lado de AMLO y uno, vil mortal de a patín pues nomás con cara de what. Y peguntándonos cuantos entretelones tendrá el poder para que, quiénes fueron protagonistas de hechos tan deleznables, aparezcan al lado de la causa por la que tanto se luchó como protagonistas justicieros de ella. Y se queda uno con duditas pero justificando quizá, con un “por algo será”.

Y nos viene el rompimiento y eso sí es un notición. Notición de que estos tipos no dan pie sin huarache y algo debe haber oculto para que hayan tomado esa postura los de TV Azteca.  Independientemente de la vileza del acto, desacreditar al gobierno en tiempos de Coronavirus, de las consecuencias graves en vidas humanas que tales declaraciones de Javier Alatorre pueden tener para el país, independientemente de ello, me alegra el saber que si se guía uno por las señales, el largo brazo de la justicia se dirige ineludiblemente hacia esos tipos.

Y es sabido que entre esos tipos y yo hay algo personal.

Y eso me reivindica del anhelo de justicia por el que tanta gente luchó y sigue  luchando.

Y es claro como ellos solitos van tomando su bando. Bonilla, Alfaro, Aureoles, Cabeza de Vaca, Gustavo de Hoyos y hoy se le suma Salinas Pliego.

Algo muy profundo debe de estar pasando bajo el agua  y si no es bueno para ellos, debe de ser bueno para nosotros. 

No le hagan caso al papanatas de Alatorre. Hagan caso a los expertos, hagan caso a las recomendaciones del equipo del Dr López Gatell.

Paco Casillas.

PD.- Ayer un buen amigo me cuestionaba con el trillado argumento de “Odian a los ricos y quieren que todos sean pobres como ustedes”.

La palabra conciencia viene del griego y Cicerón la tradujo al latín nombrando con ella “una fuerza interior de certeza que todos los hombres llevamos dentro y a la que no podemos oponernos sin la perturbadora sensación de que estamos negando algo divino que se expresa en nosotros”. En este caso, la justicia.

La conciencia de saber que solo se puede ser enteramente feliz cuando todos tienen las mismas oportunidades que yo tengo.

Y hoy, elijo canción libre y les dejo nada más y nada menos a la vocalista de Portishead (Beth Gibbons)  con ese vozarrón y una bella melodía. Que la disfruten!!!!


fotografía: FORBES

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s