Libertad de expresión

Uno de los derechos fundamentales en toda democracia que se precie de funcionar, sin duda es la libertad de expresarse. Pero como todas las libertades tiene una gran responsabilidad detrás:

Ser libre para decir no es lo mismo que seas libre para mentir. Cosa que parecen no entender varios personajes de la política, el periodismo y la comunidad artística de México.

Todos los días desde las hojas del Reforma, Excelsior y El Universal o desde la pantalla de Azteca, Imagen o Televisa se vierten informaciones dudosas; investigaciones a medias, pedazos de videos editados para que el mensaje no sea el correcto, y ahora, descaradamente, se miente y se golpea desde las Columnas de opinión, con la sencilla disculpa de “soy libre”.

Todos los días se hace propaganda en los espacios que deberían estar dedicados al periodismo y todos los días, cientos de tweets son enviados desde las cuentas personales de varios periodistas, con el único objetivo claro de golpear el Gobierno de México. Mientras bots, pagados quién sabe con que dinero, son “replicadores” de las mentiras y el golpeteo.

Entonces claro, llegan las voces de izquierda, los personajes del gobierno, las autoridades o cualquier afin al gobierno y al proyecto de AMLO, a desmentir cada una de las mentiras que dicen los enormes medios tradicionales.

Entonces claro, sale el presidente a desmentir las falsedades, a dar cifras, a contrastar hechos y a demostrar que son los de siempre los que mienten y seguirán mintiendo.

Y es ahí cuando los Krauze, Joaquín López Dóriga, Pascal Beltrán del Rio, Carlos Loret de Mola, Margarita Zavala, Calderón y demás fauna nociva, salen a gritar que se les reprime, que el gobierno, Andrés Manuel y sus zombies, atacan la libertad de expresión. Se victimizan, se hacen mártires; cuando en realidad fueron ellos mismos, y solo ellos, los que en principio y mintiendo; atacan y violan una y otra vez, la Liberta de Expresión.

Parecen tener su propio concepto de Libertad de Expresión. Según ellos…

  • Son libres de expresarse
  • Nadie puede expresarse sobre lo que ellos expresan
  • Ellos pueden criticar
  • Nadie puede criticar la crítica que ellos hacen
  • Ellos son los dueños de la Libertad de Expresión
  • Y no se la prestan a nadie.

Pues no.

Nosotros seguiremos hablando.

Nosotros seguiremos criticando.

Nosotros seguiremos teniendo voz.

Gerardo Ayala

PD: Un saludo a la “izquierda arrepentida”, esa que ahora cita a Chumel, a Triana y hasta a Belaunzarán. Su brújula moral, se extravió en un mar de intereses. Ni modo.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s