¿En dónde estamos parados?

Bien, leo que hay cierta ignorancia, hasta en muchos médicos (como el Dr Narro) por los textos que se difunden, en cuanto a la situación con la pandemia por lo que trataré de aclarar la situación. El confinamiento en casa y todas las medidas adoptadas no son ni fueron para que se muriera o se fuera el virus, fueron y siguen siendo son para que no hubiera tantos enfermos en tan poco tiempo que no se dieran abasto las instituciones de salud del país para atender a tanto caso grave. Cosa que hasta el momento y afortunadamente, se ha evitado.

Hay que recordar una vez más el desastroso estado en que el inolvidable PRIAN dejó el Sistema de Salud Nacional (Peña Nieto y su Dr Narro dejaron 307 hospitales arrumbados sin concluir) y el sexenio anterior estatal con su Dr Echevarría al frente sabemos cómo dejaron los hospitales generales. Ni gasas dejaron. Inevitablemente, tendrá que enfermarse un 70 a 80% de la población (si es que no hay tratamiento efectivo o vacuna antes) para que suceda el efecto rebaño y entonces sí, pudiésemos cantar victoria.

En ese tenor, que haya estados con menos o con más casos es irrelevante siempre y cuando no se saturen los servicios para atender a los enfermos ( que hasta hoy no ha sucedido afortunadamente en ningún lugar del país) por que en la línea de tiempo el número de enfermos va a ser el mismo (70 a 80% de la población), solo que pausadamente, no todos al mismo tiempo.

De ese modo, no me explico que haya médicos que no entiendan eso.  Los estados con más casos tardarán más en volver a sus actividades normales por el mismo riesgo de que si vuelven antes, se multipliquen los casos y se saturen los sistemas de salud. Los que tiene menos casos, si al volver a la normalidad se multiplican éstos, tendrán que regresar a las medidas de confinamiento. Las medidas son únicamente para alargar los casos en una línea de tiempo y que no se rebase la capacidad de atención de la población.

Así que como dijo Sabina, que no les vendan amor sin espinas, que las verdades no tengan complejos, que las mentiras parezcan mentiras parezcan mentiras y todos junto pedirle a Quirino, que no nos cierre el bar de la esquina. 

Paco Casillas.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s