La misma piedra

Al parecer, al menos en algunas partes del país, la Jornada Nacional de Distanciamiento Social, está por llegar a su fin y en su lugar nos viene una Nueva Normalidad.

Claro, el virus sigue ahí y el peligro también. Las muertes por Covid 19 seguirán, pero según los cálculos de nuestras autoridades de Salud, la curva irá en descenso en los próximos días.

Es importante no tropezar con la misma piedra, no regresar y con falsos triunfalismos pensar que lo hemos logrado y que todo puede ser como antes; Los saludos deberán de cambiar y alejarnos al menos por un tiempo de los besos, abrazos y apapachos con todo mundo. Por ahora será mejor un cortés buenos días y seguir conservando la sana distancia, en cuanto se pueda.

No es hora de abarrotar restaurantes, ni plazas públicas, ni de salir a pajarear todos los días sin motivo. Lo que se pide es congruencia y civismo de la población. Que se entienda que la pandemia sigue y seguirá, al menos hasta que se encuentre una vacuna, un remedio o la mayoría de la población haya pasado por las garras del Coronavirus (lo que pase primero) y que la reapertura de negocios; restaurantes, centros comerciales y otros, se hace para amortiguar el golpe económico, que ya de por sí es bastante fuerte.

No caigamos en lo mismo que los desesperados en Francia, que hicieron cola para entrar a un ZARA, tratemos que esta pandemia nos enseñe que el consumo irracional, es en parte consecuencia de esto que estamos viviendo.

Lo que sí, es que ojalá sigamos siendo empáticos. Durante esta cuarentena, tuve la fortuna de tropezarme con ejemplos muy gratos de humanidad, que nos reivindican a todos y que nos dan esperanza; la comunidad de Twitter unida para conseguir una medicina o el señor que regaló una bicicleta a un repartidor que se la habían robado; las personas que hicieron despensa y las regalaron a quienes lo necesitaban o las mesas fuera de los comercios en donde la gente que compraba, depositara un producto, para que se lo llevara alguien que tuviera necesidad del mismo.

Gracias, si durante esta época tú has tenido un detalle así. No sabes lo importante que es para los demás sentir una abrazo lejano, una sonrisa solidaria o que simplemente no están solos en el mundo. Ojalá que lo sigas haciendo y si no lo has hecho, aún estás a tiempo; vivimos en un mundo complicado, en el que todos seguiremos necesitando de todos.

@GerardoAyala


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s